lunes, 22 de febrero de 2010

Segunda sesión: 18 de Febrero

La primera sesión la terminamos con una gran pregunta: ¿Qué necesito saber y qué necesito saber hacer para impulsar, coordinar y llevar a la práctica un proyecto lingüístico en mi centro? La idea era hacer una lluvia de idea que, después de su categorización y estructuración, marcase el contenido de las siguientes sesiones. Pero nos falto tiempo y, como el curso tenía que continuar, he traído una propuesta para ésta y las siguientes sesiones.

Ya sabemos que el curso consta de diez sesiones; en la primera tratamos de dejar claro en qué consistía un proyecto lingüístico; en las dos últimas vamos a intentar, trabajando de modo colaborativo, elaborar un esbozo de lo que podría ser un proyecto lingüistico en nuestros respectivos centros. En las siete sesiones intermedias vamos a ir tratando diferentes aspectos relacionados con la enseñanza de las lenguas que nos permitirán tener suficientes criterios para tomar decisiones a la hora de abordar los diferentes apartados de nuestros proyectos.

En la sesión que nos ocupa hemos abordado dos temas, uno desde una perspectiva teórica, la evolución de los enfoques en la enseñanza de las lenguas, y otro desde una perspectiva teórico-práctica, el tratamiento de la comprensión oral en el aula.

La metodología en la enseñanza de las lenguas no siempre han evolucionado en nuestro país de la mano del desarrollo de las teorías sobre el aprendizaje y la evolución de las ciencias del lenguaje. Hemos hecho un recorrido desde el siglo XV hasta el Siglo XXI en el que hemos intentado comparar la evolución de los paradigmas teóricos con la realidad de la práctica en la enseñanza de la lengua castellana y las lenguas extranjeras. La presentación que sigue ha servido de base para este recorrido.



(Para que funcionen los hipervículos aclarativos de conceptos, deberéis entrar en Slideshare, abriros una cuenta en el caso de que no la tengáis, y descargar la presentación; desde el blog sólo podréis hacer una lectura lineal de la misma.)

El trabajo de la comprensión oral en el aula supone algo más que proponer periódicamente en clase actividades en las que el alumnado se vea en situación de tomar notas, extraer ideas principales o resumir un texto oral. Estás actividades, si bien pueden contribuir de forma general a mejorar la capacidad de comprensión, no garantizan que se pongan en juego todas las microhabilidades que intervienen en el acto de escuchar. Siguiendo a Cassany, Luna y Sanz en su completísimo manual Enseñar lengua, hemos revisado los planteamientos básicos para abordar la didáctica de la comprensión oral desde un planteamiento comunicativo.



Posteriormente hemos realizado una serie de prácticas de cada uno de los ejercicios tipo propuestos, aunque algunos nos hemos tenido que limitar a comentarlos porque el tiempo no nos daba para más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada